Llámanos al 910 319 452 o al 984 392 882 (L-V de 9h a 18h)

El genio en el Genio
 

Hoy entrevistamos a Alfonso García Carmona, autor del libro ¡Alakazam! publicado por ArtGerust. Alfonso nos habla en profundidad de la experiencia con su primer libro, sus ventas, sus planes y también anécdotas personales que nos ayudan a conocerle mejor.

-Antes de nada, Alfonso, cuéntanos algo de ti para conocerte un poco mejor…

Pues nací el sábado 1 de diciembre de 1.969 en Sevilla, concretamente en el Hospital de Las Cinco Llagas, lo que hoy día es el Parlamento de Andalucía. Llevo a gala y orgullo ser el hijo de un oficial marmolista y cantero, y de una bordadora en oro.

-¿Cuando supiste que querías ser escritor?

Ya desde muy niño me gustaba escribir, si bien no tenía aún por aquel entonces claro el dedicarme a esta labor, pero al parecer ya apuntaba maneras, pues estaba siempre deseoso de que la profesora nos encomendase la tarea para casa de escribir una redacción, y de que formulase las que para mí eran dos palabras mágicas: Tema Libre, porque evidentemente me permitían dar rienda suelta al potrillo desbocado de mi imaginación y así crear historias, unas historias que salían y gracias a Dios todavía salen, de lo más profundo de mi corazón.

-¿Recuerdas algún relato o cuento en especial que escribieras en tu infancia?

Sí, claro. Recuerdo incluso una historia muy cómica en la que contaba un sueño surrealista de barcos piratas, corsarios, princesas cautivas y luego rescatadas, supongo que por mí y por mis compañeros, en un buque escuela, que fue mi primer éxito, cuando según me contó aquella vieja profesora, se la leyó en la hora de comedor a mis compañeros y compañeras de entonces.

-¿Dejaste de escribir una vez pasada la época infantil para retomarlo después como pasa con muchos escritores, o nunca has sido capaz de dejar de escribir?

Nunca jamás he abandonado la escritura, de ninguna de la maneras, incluso de adolescente escribí mis primeros poemas, ¡de amor por supuesto, con esa edad no podía ser de otra manera!. También en esa etapa de mi vida escribí una leyenda manuscrita inventada, desgraciadamente desaparecida al estar escrita en hojas de cuaderno y a bolígrafo, que confieso que fue un tanto macabra, con motivo de un trabajo de estudio sobre los autores del Romanticismo Español.
Se llamó La leyenda de El Quemado, basada en el nombre de una boya que hay en aguas de Rota, Cádiz, y recuerdo que iba sobre un leproso que vivía en una isla solitaria, debido a su enfermedad, y que para salvar a un barco de pesca en una noche tormentosa, toma la drástica decisión de auto-inmolarse prendiéndose fuego a lo bonzo, para servir de faro al pesquero que se dirigía irremediablemente hacia una escollera natural.

-Desde luego lo tuyo es vocación y talento, ¿tuviste el apoyo de tu familia?

Siempre. A mis padres, que fueron a raíz de esto llamados por los profesores, les aconsejaron que si podían, me dieran estudios de B.U.P, C.O.U., y luego una carrera universitaria en alguna rama de letras, que me permitiese desarrollar mi talento, aunque yo en mi modestia no me gusta llamarlo así.
Sin embargo, mis padres solo me pudieron dar, ¡y bien honrado y agradecido les estoy por su esfuerzo!, una carrera técnica de Maestría Industrial de Automoción en Los Salesianos de La Stma. Trinidad de Sevilla, donde estudié desde 1.985 hasta 1.992. Puedo contar como anécdota, que mis notas eran pésimas, todas excepto dos: Lengua y Literatura y… ¡Religión! ¡Y no es que yo quisiera ser cura, no! Lo que pasaba es que un servidor, un tanto pillo, sabía que el profesor que en uno de los cursos me impartió la asignatura de Religión, además de ser sacerdote salesiano, era también profesor de lengua y literatura, por lo que yo solía presentarle los trabajos escritos en estilo de ensayo literario, que lógicamente complacían al buen sacerdote-profesor.

-¿Has recibido algún galardón gracias a tus escritos?

En 1.987 gané el primer premio literario sobre las figuras de Don Bosco y María Auxiliadora, con la obra Don Bosco, el amor más allá del recuerdo, haciendo ficticiamente dialogar a Don Bosco con María Auxiliadora en defensa de los valores de la juventud. El premio fue una estatuilla en cerámica de María Auxiliadora que tengo expuesta en casa como un mini-altar, y un lote de libros que todo el profesorado contribuyó a regalarme y dedicarme, incluso tengo uno dedicado por su propio autor, Don Juan Manuel Espinosa, salesiano y escritor, titulado Palabras al oído, 2. Me dijo en aquel tiempo que escribía muy bien, pero que debía tener siempre presente el uso del diccionario, consejo que sigo a rajatabla desde entonces. Mis profesores de lengua y literatura en los salesianos fueron los que me apoyaron a que no me rindiera nunca en mi empeño de ser escritor, y que buscara siempre poner el horizonte en vertical.

-¿Cuales han sido tus referentes en el mundo de la literatura?

Disney, con cuyos libros sobre sus películas aprendí a leer; Julio Verne, con quien me lancé al viaje de leer libros más serios y me apasioné por la literatura de ciencia ficción y fantástica; Emilio Salgari, Víctor Hugo, por supuesto Don Miguel de Cervantes y Saavedra, Lorca, Alberti, Miguel Hernández, Machado, Juan Ramón Jiménez, Michael Ende… Y muchísimos otros, tanto españoles, como extranjeros, clásicos o contemporáneos, pues día a día renuevo con ellos la aventura de leer y la pasión por escribir.

-Y hablando de tu libro, ¿Cómo van las ventas y las críticas?

Pues la verdad es que hasta ahora no me puedo quejar. Si bien de todos es sabido que nadie es profeta en su tierra, yo al menos tengo la suerte de poder referir por ejemplo, que tras haber pasado un mes de vacaciones en Cañete La Real, Málaga, donde he estado descansando y disfrutando de la tranquilidad y la paz de la serranía, mi libro allí ha tenido mucho éxito, sobre todo entre el público infantil, en el plazo de tres días vendí 10 libros, dedicados por mí además. Me llenó de satisfacción y alegría el que una madre se me acercara para darme la enhorabuena y hasta las gracias, pues aseguraba que su hijo estaba enfrascado en la lectura del libro y se partía de risa leyéndolo, por lo que a ella le habían entrado ganas de hacer lo mismo. Otro niño, en un mercadillo callejero que tenían instalado los chiquillos, donde vendían juguetes en desuso y chuches, aseguró que “él no vendía su libro de Harry Potter por nada”, a lo que Marien, de 9 años de edad, con mucho orgullo respondió: “¡Ah, ni yo mi ¡Alakazam!, vamos!” Le preguntaron qué era eso de ¡Alakazam! y ella respondió que “un libro muy divertido sobre una familia de genios” que había escrito yo, y me señaló satisfecha con el dedo.
Contarte también que visité en el pueblo la emisora de radio local, Radio Sabora, y acabé por primera vez en mi vida co-realizando un programa de radio en directo, amén de ser entrevistado sobre mi libro y conseguir hasta una cuña publicitaria. La emisora se puede escuchar por Internet.

¿Estás contento?

Evidentemente, pues he podido comprobar de manera positiva que mi historia le gusta al público, sobre todo al infantil, que sin duda es el más exigente y difícil de contentar por tanto, llegando a empatizar dicho público con los personajes y sus aventuras, algo que para mí era una meta que tenía que lograr alcanzar. Creo, sin temor a equivocarme, que lo he conseguido. Las risas y el disfrute del público al leer la novela me compensan con creces de todo esfuerzo realizado por mi parte, en el claro convencimiento de que ha merecido la pena.

-¿Qué planes tienes a partir de ahora?

Pretendo que ¡Alakazam! sea como mínimo una trilogía. Trabajo actualmente en el borrador de la segunda parte, del que he de decir que llevo bastante avanzada ya su escritura. Solo desvelaré de momento, que esta vez se trata de un tema de candente actualidad y muy comprometido socialmente, tratando eso sí, de huir de toda moralina y simplemente planteando mi visión personal sobre el tema, en la consciencia de que yo también puedo estar equivocado en el planteamiento como humano que soy, y por lo tanto, no hago ningún dogma de fe, sino una mera exposición, para que sea el lector el que siempre pueda, libremente, sacar si lo desea sus propias conclusiones acerca del tema planteado.
Me gustaría también lograr la posibilidad de hacer un ¡Alakazam! en sistema braille, para invidentes o personas con insuficiencia visual severa. Incluso una adaptación a audio-libro, pues además de la aceptación que tuvo en su momento, mi divertida idea de hacer en la presentación que los personajes fueran escuchados “cada uno con su voz y su manera particular de hablar”, al ser leídos al público por mí mismo, me han asegurado también profesores de educación especial, para niños con problemas de afectividad y dificultad para relacionarse socialmente, y que lo han comprado y leído, que para su alumnado mi historia y mis personajes les serían de gran ayuda para estimular y captar la atención de este tipo de niños. Todo lo que esté en mi mano, en cuanto a poder ayudar a los demás, trataré sin dudar de llevarlo a buen puerto, por difícil y complejo que ello sea.

-¿Qué consejo le darías a la gente que lea esta entrevista y quiera iniciar una carrera como escritor?

Que se lance sin miedo a escribir, y si cree que la escritura es su pasión y su herramienta para expresar sus más profundos sentimientos, no dude entonces en emplearla para tal fin. Tener presente siempre el hecho de escribir primero con el corazón para reescribir luego utilizando la cabeza. Ser consciente de que hay que leer para escribir. Y por último, ante los enjambres de moscas de la negatividad que se cruzarán inevitablemente en su camino alguna vez, que le zumbarán molesta e insistentemente en sus oídos, pretendiendo coaccionarle en su creatividad y en la consecución de sus sueños y metas propias, ordenándole más que diciéndole, cómo y de qué manera habrá de llevar las riendas de su propia vida, concluir estos consejos empleando las frases rotundas que una gran amiga me ha aconsejado a mí hoy para darme ánimos: “Descansa tu mente de idiotas, que de esos tenemos mucho alrededor y nos merman la existencia. Al final todo sale y si no sale es porque no es el final”.

Hoy entrevistamos a Juan Miguel Sánchez Fernández, autor de Odio, la enfermedad del hombre, libro publicado por ArtGerust.

-¿A qué edad empezaste a escribir?

A los 18 años, aprovechando parte del tiempo libre que el inicio en la Facultad me dejaba. Comencé pensando en una historia breve, que fue creciendo hasta tal punto que aún no ha concluido, a la vez que me dedicaba a escritos más cortos y ligeros a modo de descanso. Seguir leyendo »

Alfonso XIII y Familia

mayo 2, 2012

Hola a todos.

Tenemos el placer de informaros de la aparición televisiva de José López de Melgar autor de la novela Alfonso XIII y Familia, publicada por ArtGerust. Seguir leyendo »

Hoy entrevistamos a Josep Capsir, autor de R.E.C. Relatos para Ensanchar Costillas, libro publicado por ArtGerust. Seguir leyendo »

José Ceballos, autor que ha publicado con ArtGerust su libro Las Puertas del Cielo, anda de promoción de su obra. Y no lo hace nada mal. Ha conseguido, en poco tiempo, que el diario El Comercio en su edición asturiana, La Voz de Avilés, le haga una entrevista a toda página, tanto en su edición en papel como la digital.

Si quieren leer la entrevista, pulsen aquí.

Y no solo eso, presenta este sábado día 4, su primera novela Las Puertas del Cielo en el centro comercial Fnac Parque Principado, Paredes – Siero (Asturias, España), a las 19 horas. La presentación contará con firma de ejemplares por el propio autor. Es decir, si quiere conseguir un ejemplar de este libro y está por allí, pásese, vea la presentación y adquiera su ejemplar firmado, seguro que el autor se lo agradecerá.

En ArtGerust, apoyamos a todos nuestros autores para que logren su sueño de publicar y ser leídos. Por eso, desde este blog, pedimos a todos lo autores que promocionen sus libros y que ArtGerust le dará su máximo apoyo.

Si desean comprar el libro, pulsen aquí.

Muchas gracias.

Nació en Madrid el 10 de Diciembre de 1971, pero a los dos años se fue con sus padres a Zaragoza, ciudad en la que vive desde entonces y que considera «suya».

Su nombre completo es Víctor García Villarroya, de profesión electricista,  está casado desde hace un año, y prometió ir con su mujer a París un fin de semana si ganaba los 1.000 € del premio. Amante de la lectura y la música, su escritor favorito es Paul Auster y su grupo Status Quo.

Esta breve entrevista se la realizamos vía telefónica. Fue muy amable aunque no quiso enviarnos ninguna foto. He aquí sus respuestas. Muchas gracias.

 

*********************

Seguir leyendo »

Editorial ArtGerust Teléfonos: 910 319 452 // 984 392 882